¿Cuánt@s me visitan?

martes, 14 de enero de 2014

GR10 Extrem 2014, caerse y volverse a levantar

Muy poco volumen de entreno llevaba para una prueba de 93km, eso he de admitirlo. 2 tiradas de 30 km en el último mes dificultan algo las cosas, pero tengo demostrado que las ganas e ilusión aportan unos cuantos km más. Aunque tiene que soplar el viento a favor para conseguirlo...

Viernes por la noche me levanto varias veces con la barriga mal, por la mañana no puedo comer nada hasta mediodía, que como algo de pasta y me acuesto a descansar. Me levanto, preparo las bolsas y voy hacia Trail and Climb, donde he quedado con Raúl Pascual, Carlos Pascual y Esteban. 

Nos cuesta bastante encontrar el Espai Jove, donde entregan los dorsales; así que aprovechamos para dar un paseo turístico por Puzol y estirar las piernas antes de la carrera. Por suerte, amplían el horario de recogida de dorsales, ya que llegamos pasadas las 20h; lo recogemos y también la mochila que nos regalan, chulísima!

Vamos al apartamento donde dormiremos, y coincidimos con unos cuantos más locos. Compartimos mesa en el comedor común, y yo puedo comer algo de pasta, así que creo que mañana estaré más o menos bien. Prontito a dormir y a las 5 empiezan a sonar despertadores. Nos ponemos la ropa de faena, desayunamos (puedo tomar un yogur y cereales), y hacia la salida! 

Con el tiempo justo como siempre, entregamos a la organización la bolsa que después recogeremos en la Pobleta. Alguna foto con Pepe, que siempre tiene la cámara en la mano, y a correr!

Esteban y yo formamos equipo mixto. Como él está muy fuerte, marco yo el ritmo. Primeros km corredores saliendo del pueblo, hasta que empieza a formarse algún tapón donde caminamos. Este año la trepada por las peñas no se hace, sino que se bordea, cosa que hace que la gente fuerte pueda hacerlo corriendo. Pero yo en las subidas me noto lenta, y encima mocosa sin respirar bien. Así que paciencia... paciencia la que tiene Esteban conmigo, jejeje

Ya de día llegamos al primer avituallamiento en Segart (km. 16), donde sólo hay agua e isotónico. Continuamos y viene una buena subida, primero zig-zageando, para acabar trepando con cadenas. Este trozo fue el que más me gustó, pese a los golpes en la rodilla que me pegué, y lo que tuve que estirarme para llegar a algunas rocas... qué chiquitita que soy! Llegamos arriba, y tras subir un poco por pista, empezamos la bajada que nos llevará a Serra. Bajando me noto bien, pero no puedo correr mucho porque la barriga me da pinchazos :-(


Avituallamiento de Serra, km. 25. No he comido nada desde el desayuno; pero lo malo es que el cuerpo no me lo ha pedido (generalmente cada hora o 40' siempre como algo, noto vacío en el estómago). Allí cuando llegamos no queda casi nada, algo de membrillo, orejones y algunas onzas de chocolate. Cojo un par de trozos de membrillo y me guardo 3 onzas de chocolate para el camino. Llenamos el camel y a seguir. A ver si el cuerpo recupera algo.


Pero no, las subidas se hacen eternas, me pesan las piernas, y me pesa la cabeza. Me pasan pensamientos por mi mente que suelen aparecer cuando sólo faltan 15-20km; esos que todos tenemos de "quien me manda", y "no sirvo para esto". Pero me quedan casi 70 km!!! Esteban intenta animarme, pero al ver que no voy bien y no tengo fuerza en las piernas, me voy hundiendo más y más. Sin comer nada más, sólo bebiendo energético de 226ERS, nos plantamos después de 7h30' en el km 43, Gátova, con sólo una idea en mi cabeza: que me lleven en coche a la Pobleta. No puedo, mi cuerpo no quiere! Decisión difícil, y más al llegar a Gátova y ver a todos los compañeros que estaban acabando de comer (pasta, bocadillos...) para seguir el camino. Pero esta no es mi carrera. Les deseo suerte con un nudo en la garganta, y esperamos a que la organización nos lleve de vuelta. 

Se portaron muy bien con nosotros, y llegamos casi al mismo tiempo que los primeros (por lo consiguiente, el avituallamiento final estaba completo). Una ducha, y a esperar a que llegaran nuestros compañeros Raúl y Carlos. Y teniendo que explicar a tod@s los que con buena fe preguntaban por qué estábamos allí ya... Esteban (al que doy las gracias por la compañía), también había decidido quedarse. Yo estaba mal, el sábado estaba muy desanimada, han sido dos ultras que he abandonado (el Aneto principalmente por la meteorología, que hizo que tuviera pánico en lugar de disfrutar)... Por eso tampoco lo publiqué en Fb, sabría que me animarían (como hicieron por Whatsap los amigos), pero primero tenía que saber qué es lo que quiero y qué estoy dispuesta a hacer para conseguirlo. 

Así que el domingo mientras limpiaba mi casita (lalaralarita), empecé a darme cuenta de que sólo había sido un tropiezo. Y que si nos caemos hay que levantarse. Mi sueño este año es muy ambicioso, pero tengo que luchar e ir hacia él. 100 millas son muchos kilómetros, pero tengo que experimentarlo, tengo que vivirlo. Mi sueño es Ehunmilak 2014, y voy a hacer lo posible por estar ahí. Y teniendo el apoyo de Kiko, todo será más fácil seguro ;-)  Creo que si escribes tu sueño, ya hay mucho adelantado. Así que aquí os lo he presentado a todos, y espero a todos contaros mi experiencia en julio. 

12 comentarios:

  1. Sigue adelante con tus sueños campeona!!!

    ResponderEliminar
  2. Campeona sólo fué un tropiezo.
    Piensa en las veces que has triunfado, en especial cuando te ví atravesar la Meta de Riopar, como 2ª clasificada en la Quixote Legend, me hiciste emocionarme y ponérseme la carne de gallina.
    ÁNIMO y arriba CAMPEONA, el Ehunmilak es tuyo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, la verdad es que la meta de la Quixote en Riópar se quedó grabada, eso es lo que visualizo en cada entreno. Un abrazo y a ver si la próxima que coincidamos, me reconoces :-P

      Eliminar
  3. Jessi hiciste lo mejor, aunque cuesta mucho tomar la decisión. Espero que puedas estar en la Ehunmilak, sería buena señal.
    Un abrazo y a ver si ponemos fecha para ese entreno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicente, un grupito hacia Beasain no estaría mal... G2H??? :))))

      Eliminar
  4. Hola Jéssica: yo también estuve corriendo la GR10 y me encontré con los avituallamientos más vacíos porque iba más atrás. Una pena ya que la carrera es bien bonita. A ver si coincidimos en alguna otra y nos saludamos y si no seguro que nos vemos en la Ehunmilak. Yo ya estoy inscrito. Que puedas hacer buenos entrenes y llegues en perfectas condiciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, pues la verdad es que siendo ya la 4ª o 5ª edición, sí que podrían tenerlo en cuenta... pero se lo perdonaremos, venga. Y ojalá nos veamos en la Ehunmilak! Un saludo y gracias por la visita al blog!

      Eliminar
  5. Hola Jessica! Yo fui otro más que estuvo en la GR10 pero en mi caso esta vez me salió bastante bien y no tuve ningún problema. Aun así he "tropezado" en una, que curiosamente es la otra que dices que no has terminado: el Gran Trail del Aneto, y este año pienso acabarla. Claro que no es la Ehunmilak. Tira a entrenar ya!! jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, pues enhorabuena por ese GR10, y a por el Gran Trail del Aneto... que tampoco tiene tanto que envidiar a la EHM. A entrenar se ha dicho!! ;)

      Eliminar
  6. Jessi, no hay nada más amargo que dejar una prueba; pero ya sabes que soldado que se retira sirve para otra batalla. No todos los dias son iguales.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, ahí seguimos dando guerra. Un beso!

      Eliminar